Los chakras  ya se mencionaban en las antiguas escrituras vedicas y este término llegó al mundo occidental por intermedio del Tantra-Yoga.

La palabra “chakra” significa rueda, volante, círculo. En las imágenes de meditación, los yogui representan los chakras como flores de loto.

A cada chakra se le atribuyen diferentes cantidades de pétalos. La cantidad de pétalos asciende desde el chakra de la raíz, representado por una flor de loto de cuatro pétalos, hasta el mandala o chakra de la corona como una flor de loto con mil pétalos.

En algunas descripciones el chakra también es llamado “Padma” = Flor de Loto. La cantidad de pétalos da una breve información acerca del aumento de la frecuencia de oscilación energética del chakra.

Los chakras son centros de energía de materia liviana en nuestro cuerpo, a través de los cuales estamos especialmente dispuestos a absorber Reiki.

Nuestro cuerpo consta de siete chakras principales, a los que dedicaré una introducción en las siguientes lineas.

Los distintos chakras están unidos por una corriente común de energía.

Los videntes pueden ver los chakras como círculos de diferentes colores que van girando. La visión de estos colores es algo individual y subjetivo. Los colores reconocidos por mí corresponden a los colores del espectro del arco iris y los voy clasificando al describir los distintos chakras.

Los chakras son el espejo de nuestra alma. Todas las experiencias, buenas o malas, que hemos obtenido en el transcurso de nuestra vida, influyen sobre la conducta de los chakras.

Las vivencias y experiencias negativas producen bloqueos, que interfieren en la circulación de la energía. De acuerdo con su predisposición, el ser humano reacciona ante su entorno en forma agresiva o introvertida.

Cada chakra tiene una clasificación espiritual y una física. Allí dón¬de se lastiman nuestros sentimientos, no tardan en aparecer las dolencias físicas, y de esta forma se cierra el círculo.
Así como cada chakra pertenece a una zona emocional definida, los trastornos en esta zona pueden transformarse en molestias en los órganos, partes del cuerpo y procesos de metabolismo correspondientes. Con frecuencia, un chakra está bloqueado de tal forma que el ser humano se siente impotente, sin energía y carente de estímulos para la acción.

Como casi ningún otro método de tratamiento, el Reiki nos ofrece la posibilidad de disolver estos bloqueos. A través de los chakras se intro¬duce la energía positiva dada por el Reiki y la energía negativa sale. Cuando aplico Reiki siento en mis manos la corriente de energía.

Por la intensidad de la energía que fluye, reconozco los trastornos en los chakras.

Cuanto más energía fluye, tanto más obstruido está el chakra. No es posible aplicar una “sobredosis” de Reiki. El cuerpo únicamente acepta la cantidad de esta energía vital positiva que necesita o que en este momento está dispuesto a elaborar. Este tratamiento abre chakras, libera bloqueos e influye positivamente sobre eventuales síntomas de enfermedad.

La circulación de energía que une los chakras entre sí y a su vez con los órganos permite tratar cada enfermedad a través de su correspondiente chakra.

La persona tratada puede presentar fuertes reacciones emocionales, por ejemplo un llanto liberador. Después se sienten tranquilos y relaja-dos. Sienten un enorme deseo de hablar sobre las sensaciones vividas y muchas veces descubren una intensa sensación de felicidad, no vivida en mucho tiempo.

Los procesos de sanación impulsados por Reiki pueden ser complementados con otros métodos terapéuticos. Según mi experiencia, se consiguen muy buenos resultados con las terapias con colores, con aceites aromáticos, con música, con piedras preciosas y con esencias florales .

Los chakras

Los siete chakras (centros de energía) del ser humano:

1. chakra de la raíz,

2. chakra del sacro,

3. chakra del plexo solar,

4. chakra del corazón,

5. chakra del cuello,

6. chakra de la frente (entrecejo),

7. chakra de la corona (mandala)

1º CHAKRA

MULADHARA = CHAKRA DE LA RAÍZ

El chakra de la raíz queda en la zona de la cavidad pelviana entre el ano y los genitales, y se abre hacia abajo. La imagen correspondiente a este chakra es la flor de loto de cuatro pétalos. El color del chakra de la raíz es un rojo luminoso. El elemento que le corresponde es la tierra.

• Al chakra de la raíz se le atribuye toda la materia sólida en el cuerpo (huesos, dientes y uñas), los pies y las piernas. El sistema digestivo con el ano, la próstata, la sangre y la constitución de las células se trata a través del chakra de la raíz. El órgano sensitivo del chakra de la raíz es la nariz, el sentido del olfato.

Trastornos del chakra de la raíz

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: la persona tiene temores extremos a sufrir heridas físicas o psíquicas. Para evitar ser lastimada prefiere lastimar a otros. Un egoísmo extremo caracteriza a estas personas. Los bloqueos de la chakra de la raíz se identifican con un pensamiento y una conducta marcadamente materialistas. La sensualidad se aumenta hacia la impulsividad extrema, y se rechazan los sentimientos. Las personas con un chakra de la raíz perturbado o bloqueado tienden a huir de la realidad, y en parte también son proclives a las adicciones (alcohol, nicotina, y en el peor de los casos, las drogas).

Un chakra de la raíz equilibrado

Transmite un sentimiento de seguridad. Superó el miedo a la impotencia y prevalecen el amor y la confianza. La unión con la tierra, con lo duradero, permite la relación con la
realidad. Los seres sensitivos con un chakra equilibrado son capaces de agotar sus habilidades espirituales y de perfeccionar sus aptitudes. Esto incluye la capacidad de abandonar el cuerpo, de percibir visiones sin sentir miedo y la clarividencia.

2do. Chakra

SVADHISTHANA = CHAKRA DEL SACRO

El chakra del sacro se encuentra a la altura del pubis y se abre hacia adelante.

La imagen correspondiente a este centro es la flor de loto de seis pétalos. El color del chakra del sacro es naranja. El elemento que le corresponde es el agua.

• Desde el chakra del sacro se influye en forma positiva a toda la cavidad pelviana, o sea los órganos reproductores, los riñones, la vejiga, así como también todo lo líquido: la sangre, la linfa, los jugos gástricos y el esperma. El órgano sensitivo del chakra del sacro es la lengua, el sentido del gusto.

Trastornos del chakra del sacro

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: la persona tiene una conducta irracional y tiene perturbaciones de su autoestima. Tiene miedo a relacionarse, miedo a crear una familia. Tiende a la frigidez, a la mojigatería, a la sobreexcitación sexual o a disfunciones sexuales compulsivas. Con sus celos infundados, aterroriza a su pareja o a otras personas cercanas.

Aquí se reflejan vivencias de la infancia que no han sido asimiladas. En el hogar paterno faltaba la protección. La persona carece de disciplina y de perseverancia. Estas personas siempre fracasan al hacer regímenes o no pueden frenar sus deseos sexuales.

Un chakra del sacro equilibrado

Genera una concordancia físico-psíquica en la vida de pareja. El individuo confía en sus instintos y el entorno percibe su vitalidad. Descansa en sí mismo y tiene un marcado sentido familiar. Cuando el chakra de la raíz y el chakra del sacro, se armonizan, un ser con predisposición sensitiva tiene la posibilidad de perfeccionar sus aptitudes.

3er. Chakra
MANIPURA = CHAKRA DEL PLEXO SOLAR

El chakra del plexo solar se encuentra a la altura del ombligo y se abre hacia adelante.

La imagen para este centro es una flor de loto de diez pétalos. El color del chakra del plexo solar es amarillo. El elemento que le corresponde es el fuego.

• El chakra del plexo solar establece la comunicación con la cavidad abdominal, con el estómago, el hígado, el bazo, la vesícula biliar y el sistema digestivo. Es el chakra para el sistema nervioso vegetativo. El órgano sensitivo es el ojo, el sentido de la vista.

Trastornos del chakra del plexo solar

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: es el centro de las enfermedades psicosomáticas. La persona tiende al estrés, al miedo y al nerviosismo. Está perturbado el centro de las emociones, y se difi¬culta el trato con otros seres humanos. No confía en sus instintos, perdió su propia identidad y sentimentalmente vive según las imaginaciones de otros. No acepta su propio cuerpo. Las reacciones frente al entorno son miedo, inseguridad y rabia.

El chakra del plexo solar es el centro de todas las emociones. Aquí se elaboran la rabia y el odio, la aflicción y la alegría.

Un chakra del plexo solar equilibrado

Un ser humano de este tipo reposa en su centro y da a su entorno una sensación de estabilidad. Es una persona activa, que toma decisiones y que asu¬me responsabilidades. Reacciona con sensibilidad y toma sus decisiones dejándose guiar por sus intuiciones. Los seres humanos con un chakra del plexo solar equilibrado son muy sensibles y abiertos a los problemas de los demás. En este caso, los seres con aptitudes mediales pueden fortalecer sus habilidades telepáticas. Tienen la así denominada visión de rayos X.

4to. Chakra

ANAHATA = CHAKRA DEL CORAZÓN

El chakra del corazón se encuentra a la altura del corazón en el centro de la caja torácica y se abre hacia adelante. La imagen aquí será un loto de doce pétalos. Los colores del chakra del corazón son rosa y verde. El elemento que le corresponde es el aire.
Cómo partes del cuerpo, se tratan el corazón, la zona inferior del pulmón, la circulación sanguínea y la sangre. El órgano sensitivo es la piel, el sentido del tacto.

Trastornos del chakra del corazón

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: el pesimismo y una cosmovisión negativa inactivan este chakra. Un amor egoísta y el egocentrismo dificultan el trato con estas personas. El egocéntrico sólo se ama a sí mismo y no tiene consideración por los sentimientos de otras personas. Es inconstante, inestable y le cuesta decir que “no”. Es un ser que se entrega incondicionalmente hasta llegar a la servidumbre.

Un chakra del corazón equilibrado

Esta clase de ser humano se destaca por el amor que profesa a sus semejantes, es compasivo y armonioso. Su cualidad más destacada es un sano optimismo. Está dispuesto a aceptar y a transmitir amor. El chakra del corazón es el asiento del amor puro. Este chakra es el centro que nos habilita a hacer fluir de las manos la Energía Vital Universal -Reiki- para sanar a otros.

El chakra del corazón activo

Capacita para influir mentalmente sobre las cosas. Por ejemplo, la transmisión del pensamiento y la sanación a distancia. “La voluntad puede mover montañas”. Todo lo que seriamente se desea alcanzar, se cumplirá.

5to. Chakra

VISUDDHA = CHAKRA DE LA GARGANTA

El chakra del cuello se encuentra en la parte delantera del cuello, en la zona de la faringe y se abre hacia adelante. La imagen correspondiente es una flor de loto de dieciseis pétalos. El color del chakra del cuello es azul. El elemento que le corresponde es el éter.

• Los pulmones, los bronquios, el esófago, la garganta y el maxilar son alcanzados por este chakra del cuello. El órgano sensitivo es la oreja, el sentido del oído.

Trastornos del chakra de la garganta
Pueden reconocerse por la siguiente actitud: está perturbada la capacidad de la comunicación. En el caso de perturbaciones pasivas de conducta, el ser humano no puede hablar sobre sus sentimientos, ni con palabras ni con gestos. La desconfianza, la falta de autoestima y el temor de no poder controlar la propia vida, llevan a necesidades orales compulsivas. La persona “traga” todo (alcohólicos, comportamiento enfermizo al comer). Le falta la capacidad de defenderse, no tiene fuerza para imponerse.

La perturbación activa del chakra del cuello se manifiesta porque el individuo trata de imponerse verbalmente gritando y vociferando. No es diplomático ni sincero: es el mentiroso.

Chakra del cuello activo

Capacita al ser humano para escuchar. Le gusta discutir y es capaz de hablar sobre sus sentimientos. Los seres con un chakra del cuello equilibrado son muy creativos y abiertos a las inspiraciones.

6to. Chakra

AJNA = CHAKRA DE LA FRENTE

El chakra de la frente se encuentra entre las cejas en el medio de la frente y es conocido también como “el tercer ojo”. La imagen correspondiente es la flor de loto de noventa y seis pétalos.

El color del chakra de la frente es violeta-azul índico. Aquí se encuentra el asiento de la inspiración.

• Es el chakra para los ojos, los senos paranasales, los senos frontales y los nervios craneales.

Trastornos del chakra de la frente

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: el pensamiento racional e intuitivo le son extraños a este ser. No es capaz de organizar su vida y tiende a la falta de concentración. No es apto para posiciones jerárquicas. Le falta cualquier clase de sensibilidad e inspiración. Su conducta negativa se expresa en un pensamiento egoísta, supersticioso y dogmático. Incluso las cosas más triviales se intelectualizan. Estas personas son propensas a las enfermedades mentales y a la ingestión de drogas.

Un chakra de la frente equilibrado

Nos permite percibir oscilaciones y cosas que no se expresan. Nos dejarmos guiar por nuestra inspiración. Aquí se desarrolla el sexto sentido, una buena capacidad de discernimiento y sensibilidad. Y aquí también se encuentra el centro del pensamiento lógico y de la concentración. La meta máxima a alcanzar es la sabiduría. Este chakra le da a la persona la capacidad de autoevaluarse. Puede ser clarividente, y percibir y comprender visiones. También es capaz de recibir y de enviar mensajes telepáticos. Este es el asiento de la fuerza inspiradora y de la energía de la meditación y de la profecía.

7mo. chakra

SAHASRARA= CHAKRA DE LA CORONA O DE LA CORONILLA, EL MANDALA

El chakra de la corona se encuentra en la zona de la coronilla en la parte más elevada de la cabeza y se abre hacia arriba. La imagen correspondiente es la flor de loto de mil pétalos. El color de la chakra de la corona es blanco-violeta. Aquí se encuentra el asiento de la iluminación.

• Al chakra de la corona le corresponden el cerebro y la bóveda craneal. No hay correspondencia física. El chakra de la corona supera todos los sentidos y elementos.

Trastornos del chakra de la corona

Estos pueden reconocerse por las siguientes actitudes: la persona tiende a las perturbaciones emocionales, que se expresan como autocompasión y martirio. Dramatiza y por todos los medios trata de llamar la atención sobre su persona.

A muy pocas personas les es posible alcanzar la suprema sabiduría y la conciencia universal. Las personas que se encuentran en este camino, suelen enfrentar a sus congéneres con tolerancia. Aceptan a los demás, sin tratar de cambiarlos o de inmiscuirse en sus vidas, y muestran mucha comprensión. Pero este nivel del ser permanece oculto a la mayoría de los seres humanos.

www.rosaleah.com