En algún momento u otro, todos hemos escuchado estas palabras antes:
“¡Sé un hombre!” “Deja de llorar, no seas un niño”, “Supera lo”, “Deja de ser tan sensible”, “¡Consigue una piel más gruesa!”
Aunque es probable que estas palabras se pronuncien sin intención consciente de causar un daño a largo plazo, sin embargo apuntan a una verdad común e innegablemente trágica en nuestra sociedad: que expresar tus emociones es un signo de debilidad, más que de fuerza.
Si naciste en una cultura reprimida emocionalmente que valoraba los ideales “masculinos” de eficiencia y lógica, es probable que te esfuerces con cierto nivel de entumecimiento emocional.

Si naciste en una familia que evitó cualquier forma de expresión emocional fuerte, es aún más probable que el adormecimiento emocional sea un problema para ti.
Y si experimentaste un evento de vida extremadamente traumático que fue simplemente demasiado abrumador para que lo manejes (del cual no te has recuperado), casi puedo garantizarte que sufres de entumecimiento emocional.
Entonces, ¿cómo impacta el entumecimiento emocional virtualmente cada parte de nuestra vida?
Sigue leyendo y lo descubrirás.

¿QUÉ ES LA PARALISIS O ENTUMECIMIENTO EMOCIONAL?
El entumecimiento emocional es un mecanismo de defensa empleado por la mente para evitar emociones intensas y abrumadoras como el miedo, el odio, los celos y el dolor. Cuando te sientes emocionalmente entumecido, pierdes la capacidad de sentir y experimentar tus emociones a nivel psicológico y emocional. En este sentido, el entumecimiento emocional a menudo está relacionado clínicamente con la disociación, que es la desconexión de los recuerdos, la identidad, el entorno, el cuerpo o los sentidos.

¿QUE CAUSA EL ENTUMECIMIENTO EMOCIONAL?
Como con la mayoría de los problemas, el entumecimiento emocional se remonta a la infancia y la forma en que fuimos criados por nuestros padres. El abuso físico, emocional, sexual, psicológico o espiritual de nuestros padres puede contribuir a nuestra incapacidad para autorregular las emociones, lo que resulta en entumecimiento emocional. Sentirse alienado o desconectado de uno o ambos padres, o de la familia en general, también puede contribuir al entumecimiento emocional. Ser castigado ya sea directa o indirectamente por expresar nuestras emociones en la infancia también crea entumecimiento emocional.
Entumecer nuestras emociones también puede comenzar después de una experiencia severamente traumática, como presenciar actos de violencia, ser agredido, experimentar violación, sufrir una pérdida intensa o cualquier cosa que no tengamos la capacidad de manejar psicológica y emocionalmente en el momento. Por esta razón, el entumecimiento emocional a menudo es un síntoma de TEPT (trastorno por estrés postraumático) y varios trastornos de ansiedad.
El entumecimiento emocional también está influenciado por nuestra cultura y círculos sociales más amplios, particularmente aquellos que enfatizan ser estoico, racional e invulnerable emocionalmente (por ejemplo, británico, chino, japonés, ruso).

EL PELIGRO DEL ENTUMECIMIENTO EMOCIONAL
Si crees que puedes estar emocionalmente insensible, es hora de escuchar. El entumecimiento emocional no es un defecto de carácter pequeño o un área menor de auto crecimiento para mejorar; es un problema grave que debe abordarse de inmediato.
Hablando desde haber tratado personas en las que el entumecimiento emocional ha formado la raíz de muchos problemas que han enfrentado (y aún siguem enfrentando) en su vida.
Por ejemplo. En un caso en concreto que recuerdo , la crianza dentro de una familia dogmáticamente religiosa y atrofiada emocionalmente, de la que la persona se siente desconectada la mayor parte de su vida, el individuo nunca aprendío a manejar emociones fuertes. Fue castigado verbal, emocional o físicamente cada vez que expresaba fuertes emociones, y el libre pensamiento o cualquier forma de disidencia fue rechazada, lo que resultó en el ostracismo. La combinación de tener un padre estricto y una madre que fue traumatizada por su propia madre inestable emocionalmente – además de una religión fundamentalista opresiva – llevó a esta persona a prepararse como una persona estoica y “estable” a la que se le enseñó que expresar emociones no solo era malo sino vergonzoso.
Como puedes ver, a veces hay numerosos factores en juego que pueden contribuir a tu incapacidad para regular emociones intensas y, por lo tanto, recurrir a adormecerlas inconscientemente.
En el caso descrito anteriormente, esta persona aprendío que las emociones fuertes = el castigo de una forma u otra, y así aprendío que era peligroso experimentarlos.
El peligro de desconectarse de tus emociones es que puede conducir a una serie de problemas mentales, emocionales, físicos y espirituales. Tales problemas pueden incluir mecanismos de afrontamiento disfuncionales (compulsiones obsesivas), depresión leve a grave, vacío espiritual, incapacidad para disfrutar de la vida, incapacidad para formar relaciones cercanas y satisfactorias, desconexión del yo interno, confusión, irritabilidad, fatiga, adicciones, enfermedades crónicas y enfermedades somáticas (enfermedades producidas por la mente).
En casos extremos (y estoy hablando de situaciones donde el contacto emocional es nulo), el entumecimiento emocional puede conducir a actos de crueldad.

¿POR QUÉ ES ‘LA ENFERMEDAD SECRETA’?

Yo llamo al entumecimiento emocional, la enfermedad secreta porque es tan penetrante en nuestra sociedad, y tan socialmente aceptable, que a menudo vuela debajo del radar En una sociedad que en gran parte no sabe cómo manejar las emociones fuertes de forma saludable, se valora el estoicismo; sin embargo, esta misma fachada tranquila y recogida a menudo oculta el desapego enfermizo de los propios sentimientos. Por lo tanto, el entumecimiento emocional es una enfermedad secreta porque muchas personas luchan con ella, pero ni siquiera se dan cuenta de que la tienen hasta que comienzan a aparecer problemas crónicos.

13 SIGNOS INDICATIVOS DE QUE ESTÁS LUCHANDO CON ENTUMECIMIENTO EMOCIONAL

El desprendimiento emocional no siempre es algo malo. Resulta útil cuando necesitas mantener los límites, evitar la sobrecarga de energía no deseada de los demás e incluso ayudar a otros en situaciones de crisis. Pero el desprendimiento emocional se convierte en tu insensibilidad gemela y entumecimiento emocional cuando se convierte en un mecanismo de defensa interno automático. “¿Qué hay de bueno en sentir emociones fuertes?”, Podrías preguntar. La respuesta es que sin sentir nuestras emociones, no tenemos la capacidad de vivir y aprender de ellas, experimentar la belleza y la profundidad de la vida, y aprender a trascender en última instancia el apego a ellas (que es parte de la iluminación espiritual).
Aquí están algunos de los signos más importantes de entumecimiento emocional que debes tener en cuenta:
-Incapacidad para expresar fuertes emociones negativas o positivas
-Incapacidad para “participar plenamente” en la vida (es decir, sentirse como un observador pasivo)
-Sentir que la vida es como un sueño (una irrealidad de los sentidos)
-Vivir en piloto automático
-Falta de interés en actividades que otros disfrutan
-Sentirse distante de los demás
-Tendencia a alejarse de amigos y familiares
-Las sensaciones solo se sienten en el cuerpo como sensaciones, pero no por la mente
-No me gustan las personas que expresan emociones fuertes (tanto positivas como negativas)
-No sentir nada en situaciones que generalmente generarían una emoción fuerte
-Pánico o terror cuando la emotiones fuertes finalmente se rompen
-Sentirse vacío por dentro
-Entumecimiento físico y emocional o “planitud” En circunstancias extremas (como en personas con TEPT), el entumecimiento emocional puede incluso influir en el deseo de suicidarse. Si estás considerando esta idea, busca apoyo de inmediato.

¿CÓMO SUPERAR EL ENTUMECIMIENTO EMOCIONAL?

Como cualquier mecanismo de defensa psicológica, el entumecimiento emocional puede ser complejo de manejar y, a menudo, requiere el apoyo de un profesional capacitado. como terapeuta si sientes que el entumecimiento emocional está perjudicando significativamente tu vida, haz un acto de autocompasión y busca apoyo ya sea localmente o en línea (incluso hay servicios de asesoramiento gratuitos).
De momento, aquí hay algunas prácticas útiles que personalmente siento aumentan la capacidad de sentir, enfrentar y expresar emociones fuertes:

1. ANCLARTE A TU CUERPO Como mencione anteriormente, el entumecimiento emocional está conectado a la disociación (desconexión mental de una parte de ti). En el caso que describia anteriormente, cada vez que esta persona experimento fuertes emociones, la respuesta automática fue solo sentir las emociones en su cuerpo, no en su mente, tener una fusión completa. En ambos casos, uno de los mejores mecanismos de autocontrol es anclarte al cuerpo a través de la atención y el contacto físico. De forma similar a lo que hace una madre con su hijo, se sostiene apretadamente pero con suavidad un área del cuerpo, generalmente con la mano o estómago. Este método ayuda a sentirse contenido y enraizado en el cuerpo. También recomiendo usar ropa moldeada o un chaleco a presión para ayudarte en períodos extremadamente turbulentos emocionalmente para anclarte a tu cuerpo . Para nuestro propósito, las prendas moldeadas son como un abrazo al cuerpo que te ayudará a sentirte seguro y “aferrado”. Los chalecos a presión son un poco más caros y son utilizados por personas con trastornos de integración sensorial (como el autismo) para relajarse.

2. . RESPIRACIÓN PROFUNDA: si se usa solo o en conjunto con la técnica mencionada anteriormente, la respiración profunda es una manera simple y fácil de ayudarte a moverte atentamente a lo que estás experimentando. Esta práctica es particularmente útil cuando surgen sentimientos intensos como el miedo o la ira. Hay muchos libros que hablan sobre la importancia de la respiración profunda, y hay muchos tutoriales en línea con técnicas de respiración. Recomiendo apegarse a algo simple, algo en lo que no tienes que pensar demasiado, y algo que no te sientas forzado. El punto de la respiración profunda no es seguir la técnica de otra persona a la perfección, sino usar la respiración (de la manera que más te convenga) para calmar la mente y el cuerpo.

3. ESCRIBE UN DIARIO DE PENSAMIENTOS TRISTES Me doy cuenta de que esta sugerencia puede parecer un poco melancólica, pero es una práctica digna de Tu tiempo y esfuerzo, especialmente si deseas sentir y expresar tus emociones. En un diario físico o en un diario en línea, pasa de cinco a diez minutos cada día anotando algo que desencadena incluso la menor punzada de tristeza en ti. Por ejemplo, puedes escribir un recuerdo de tu perro que murió, un problema en el mundo, algo que alguien te dijo, una escena de una película, una lucha diaria … o prácticamente cualquier cosa que te moleste (o lo que imaginas sería molesto) .La creación de un diario de pensamientos tristes tiene dos beneficios principales. Primero, te ayuda a expresar tus emociones, aunque de manera indirecta al principio. Y dos, actúa como un catalizador para sentir y dejar salir tus emociones, particularmente cuando necesitas impulso (elaboraré más sobre esto pronto). Intenta siempre terminar tu triste pensamiento compartiendo algo inspirador, como una noticia edificante , pasa tiempo con alguien que amas, juega con una mascota o ve algo entretenido en youtube.

4. CATARSIS (¡SUELTALO TODO) Cuando nos anestesiamos emocionalmente nos convertimos en nuestro mecanismo de defensa predeterminado, tendemos a tener una gran cantidad de emociones reprimidas justo debajo de nuestra conciencia. Para expresar de manera segura y efectiva tus emociones reprimidas, intenta con alguna forma de catarsis. La catarsis puede implicar gritar o perforar una almohada, usar tu diario de pensamientos tristes (mencionado anteriormente) para estimular la tristeza y el llanto, el ejercicio intenso de energía emocional, el baile apasionado o una meditación dinámica. La catarsis periódica debe ser una necesidad en tu viaje. Sin ‘soltar’ regularmente, corres el riesgo de experimentar las repercusiones de emociones enconadas (es decir, depresión, vacío, enfermedad crónica, etc.).

5. YOGA Y AUTO-MASAJE El Yoga es una forma bien conocida de ayudar a limpiar y equilibrar tu energía. No solo eso, sino que el yoga a menudo tiene una forma de liberar las emociones almacenadas en el cuerpo. Recomiendo hacer formas lentas y suaves de yoga como el Hatha yoga durante al menos diez minutos al día. ( si no tienes tiempo para ir a una clase) realiza los 5 tibetanos como sequencia. Recuerda, el objetivo no es convertirte en una estrella del yoga perfecta para Instagram; es para conectarte con tu cuerpo, mente y corazón. Nuestras emociones no expresadas y reprimidas a menudo se almacenan dentro de nuestros cuerpos. Me gusta pensar en nuestros cuerpos como reflejos de nuestra mente inconsciente: son mapas que nos ayudan a descubrir qué es lo que estamos manteniendo encerrado, y qué problemas no resueltos debemos enfrentar. En mi artículo sobre la tensión muscular crónica, enumero los nueve tipos de emociones atrapadas en diferentes áreas del cuerpo. Para liberar estas emociones, podrias usar algo llamado ‘Acuball’ para introducir flujo sanguíneo y energía fresca a estas áreas tensas. Me gusta el Acuball porque da un masaje profundo en los tejidos, a la vez que ayuda a mantenerte enraizado en tu cuerpo, relajarte y liberar el estrés reprimido.

.6. EXPRESA CREATIVAMENTE TUS SENTIMIENTOS (O LA FALTA DE ELLOS) Escribe una canción, dibuja en un diario, pinta una imagen, crea un collage, encuentra alguna forma de expresar qué emoción sentiste por última vez. Si te cuesta sentir algo en absoluto, expresa eso artísticamente. Coge esos grises y negros y convierte esa maldita página en tu propia obra de arte. Presta atención a cómo te sientes después. ¿Te entra la más mínima sensación de satisfacción? Escribe en tu diario sobre estas emociones.

.7.CUIDA TU NIÑO INTERIOR: fue tu yo infantil el que probablemente recuperó el trauma que te causó la inmovilidad emocional, cuídate esta parte de ti. Practica el trabajo infantil interno y encuentra maneras de consolar y nutrir este lugar vulnerable dentro de ti. Incluso puedes querer crear afirmaciones que otorguen poder a tu niño interno para ayudarlo a tener acceso a las emociones. Por ejemplo, es posible que te repitas a sí mismo cuando te encuentras en una circunstancia difícil: “Está bien para mí sentir”, “Es seguro para mí sentirme triste”, “Mi ira es válida”, “Ser vulnerable es ser fuerte”. , Y así sucesivamente.

8. DEDICAR ESPACIO Y TIEMPO PARA SENTIRSE En nuestras vidas ocupadas, es muy fácil adormecernos y distraernos con las redes sociales, la televisión, las compras, los alimentos, los compromisos sociales y otras cosas que constantemente nos hacen mirar hacia el exterior. Mirar dentro es mucho más difícil y requiere mucha más auto-disciplina, de ahí que la mayoría de las personas no lo hagan. Si realmente quieres superar tu entumecimiento emocional, tendrás que dedicar espacio y tiempo a todas las actividades que he mencionado en este artículo. Si luchas con la autodisciplina, te recomiendo hacerte responsable externamente al unirte a un grupo de meditación u otra práctica para ayudarte a volverte hacia adentro. Por favor, no te saltes este paso, es imperativo que dediques tiempo a explorar tu yo interior, y en particular, lo que estás reprimiendo y por qué.

Espero que este artículo abra nuevas posibilidades o al menos te inspire a tomar el entumecimiento emocional en serio. No puedo enfatizar lo suficiente la importancia de enfrentar este problema, ya que evitarlo solo prolongará tu sufrimiento. Si este artículo te ha ayudado, házmelo saber. Además, si luchas con entumecimiento emocional y tienes otras técnicas o herramientas para recomendar que no se mencionan en este artículo, por favor comentalo.

Rosa Puerto