Formas fáciles de sanear las energías de tu casa

¿Cómo te sientes en tu casa?
¿Tu hogar tiene buenas vibraciones? ¿Se respira buen ambiente? ¿Inspira paz e invita a quedarse mucho tiempo?
La decoración, la limpieza, la iluminación, el orden, son variables importantes que pueden hacer que nos sintamos más confortables en nuestro hogar, pero ¿qué hay de las energías? ¿Les prestamos la atención que se merecen?

Te propongo 3 formas muy fáciles de potenciar las buenas energías en casa. No te va a costar mucho, y puedo asegurarte que vas a notar los resultados.

1- Para la tele, puntas de cuarzo (o cristal de roca)
El cuarzo es el mineral más abundante sobre la Tierra. Es una materia prima que es pura energía universal. ¡ Algunos incluso lo denominan “la piedra de poder” y se utiliza desde tiempos antiguos en rituales y para la curación.
Algo interesante es que se ha demostrado que debido a sus propiedades moleculares, los trozos de cuarzo en forma de puntas son muy útiles para transformar, absorber, equilibrar y proyectar energía.
Son maravillosos para absorber y  limpiar los ambientes cargados de radiaciones y energías negativas.
Coloca unas puntas de cuarzo encima o cerca de la tele y del ordenador y se convertirán en las receptoras de las radiaciones negativas de estos aparatos para luego transformarlas.
Por eso también se las llama gemas protectoras, porque nos pueden proteger de la energía negativa creada por los campos electromagnéticos.
Yo no veo prácticamente la tele, pero aún así, las tengo colocadas al lado, y quedan hasta decorativas.

Algo importante respecto al cuarzo es que de vez en cuando necesita que lo limpies, energéticamente hablando. Para ello existen varias maneras, pero una de las más habituales es sumergiéndolo en un recipiente lleno de sal gorda, y dejarlo allí enterrado durante una noche. Después lo pasas por el chorro de agua fría del grifo y lo dejas secar.

¿Con qué frecuencia? Según tu intuición, no hay nada establecido ya que depende de muchas variables (las cargas del ambiente, el nivel de radiaciones,…).

2- Pon una lámpara de cristal de sal en tu vida o de selenita
Estas lámparas tan características, que puedes encontrar en cualquier herboristería o tienda de productos naturales, son descontaminantes y purificadoras del aire por el proceso de ionización del aire que provocan.
La explicación es sencilla…

La sal contiene casi todos los oligoelementos, en especial yodo. El yodo es el que enriquece el ambiente con iones negativos, que son los que encontramos mayoritariamente en los ambientes naturales (montaña, bosque,…).

En los ambientes urbanos existe un exceso de iones positivos en las moléculas del aire, lo que es perjudicial para nuestra salud.

Estas lámparas lo que hacen es emitir iones negativos tanto de día como de noche, que se pegan a los positivos (aquellos que han perdido sus moléculas de oxígeno) y los neutralizan.

Además con su luz anaranjada y natural, crean un ambiente equilibrado y tranquilo, que favorece el bienestar y la relajación.

Por eso se utilizan desde hace muchos tiempo en Feng Shui, y también para meditación.

Algunos consejos sobre su uso:
• Es importante tener la lámpara de sal encendida el mayor tiempo posible, pues es al calentarse que provoca el proceso de ionización.
• La recomendación es tener una lámpara de sal de 1-2 kg cada 12 metros cuadrados, aunque esto dependerá también de la dimensión de la misma, pues las hay de muchos tamaños.
Otros beneficios que se atribuyen a las lámparas de sal:
• Absorben el exceso de ondas electromagnéticas emitidas por la televisión, ordenador,… reforzando así el efecto de las puntas de cuarzo, que te he explicado antes.
• Absorben la humedad.
• Neutralizan los malos olores, el humo del tabaco.
• Absorben el polvo.
• Ayudan a limpiar la negatividad del ambiente.

Ya sé que no vas a poner una lámpara de sal en cada estancia de tu casa, pero puedes colocar alguna al menos en el salón, donde estáis todos juntos, o en tu cuarto, donde pasas más horas. Yo la tengo en la entrada y en mi sala en la que doy clase y la tengo encendida a todas horas.

Si decides optar por la lamparas de Selenita:

Selenita (en griego, selēnē, ‘luna’), es una variedad del sulfato de cal, sulfato de calcio hidratado, un mineral de rocas sedimentarias, de los primeros en formarse por la evaporación de agua marina en los lagos y mares cerrados. Se llama así porque, según una leyenda de Europa central, los cristales se forman en luna creciente. Es incolora, blanca, a veces con lustre perlado o satinado, muestra una transparencia especial, glacial, fina, estriada y muy delicada. Se distingue de los demás minerales por su suavidad. La mayor parte de los cristales de selenita son estriados y las largas líneas sobresalientes en toda su longitud animan y canalizan una energía de alta frecuencia a través del cuerpo entero del cristal. Los especialistas en Feng Shui recomiendan este tipo de lámparas como armonizador del entorno ya que al calentarse por efecto de la bombilla instalada en su interior, emite iones negativos beneficiosos para el ser humano.

Una forma de conseguir aumentar los iones negativos en el hogar es instalar una lámpara de selenita, y contribuirá también a reducir los agentes contaminantes del aire.

Como propiedades más relevantes la selenita aporta sentimientos de bienestar y optimismo. Es relajante y se recomienda a personas que padecen angustia y ansiedad, pues aporta tranquilidad y capacidad para solucionar problemas y afrontar vicisitudes. Combate la tristeza y la melancolía. Aporta sentimientos nobles y exalta las manifestaciones de dulzura y ternura. Es un mineral de amistades y relaciones, aporta arrojo y valentía y aparta la inseguridad que se tiene en algunos momentos.
A nivel físico, es beneficiosa para tratar enfermedades que afectan al aparato respiratorio; regula la producción de adrenalina, protege los ovarios de quistes, y calma los dolores menstruales.

3- Cuelga una esfera de cristal en la ventana
Según el Feng Shui, las esferas de cristal son ideales para expandir la energía, o Chi, de forma armoniosa por todo el ambiente.

La forma esférica ayuda a que la energía se redistribuya, equilibrándola, tanto si fluye excesivamente rápido como demasiado lento.

Al colocarlas cerca de la ventana, las esferas captan la luz del sol e inundan todo el espacio de brillos y arcoíris de colores, que son los que activan no sólo la energía del lugar, sino también de las personas.

En casa tengo esferas en el salón y otra en cada dormitorio y hay un momento por la mañana, en el que podemos cazar los arcoíris que se reflejan por todas partes, ¡y las sensaciones que provocan son geniales!

Además, se pueden ubicar en otros sitios estratégicos dependiendo de las necesidades de tu hogar. Por ejemplo:
• Si la fachada de la casa está frente a una autopista, o unas vías de tren, o una calle muy transitada, entonces con más motivo aún debes ponerla cerca de la ventana.
• Si el pasillo de tu casa es largo y estrecho, una esfera de este tipo ayudará a repartir bien la energía por toda la casa.
• Lo mismo en las habitaciones que hay poca luz.
• También se puede colocar en la entrada, para atraer la buena energía hacia el interior.
• O en el baño, que es un lugar en el que se pierde mucha energía.

¿Qué te parece? ¿Conocías estas maneras de sanear la energía de tu hogar? ¿Los has puesto en práctica? Cuenta, cuenta…

Agradeceria comentarios si lo pruebas…

Un abrazo