La experiencia de la iniciación o armonización con Reiki

En cada nivel de sintonízación (Reiki 1, 2 o 3), puedes acceder a un canal más alto y más amplio de la Energía Universal, y la tasa de vibración de tu cuerpo energético aumenta. Después de que se finaliza la sintonízación, los estudiantes a menudo describen las bellas experiencias espirituales o místicas que han tenido, como por ejemplo “ver” maravillosos colores, visiones, emociones profundas de amor o experiencias de vidas pasadas. Otros informan recibir mensajes personales o una curación profunda, sentir la presencia de guías o seres angelicales, o simplemente tener una sensación de paz completa. Algunas personas experimentan un cambio real en su conciencia inmediatamente después, describiendo la sensación casi como renacer, de modo que experimentan todo lo que las rodea con más intensidad: los colores son más brillantes, su sentido del olfato ha mejorado y los sonidos son más nítidos. Otros sienten un zumbido o una mayor sensibilidad en el centro del chakra corona durante un corto tiempo, o describen una sensación de como flotar.

Todas estas reacciones son absolutamente normales, pero también hay otros experimentando muy poco, lo que aunque un poco decepcionante para algunos, ¡no significa que la sintonía no haya funcionado! Una sintonización siempre funciona. No es posible reprobar un curso de Reiki, siempre que un Maestro de Reiki calificado lleve a cabo el proceso de armonización. Podrás canalizar Reiki. Pero puede que sientas o no necesariamente algo, al menos al principio.

Sin embargo, soy una de las afortunadas, ya que siempre he tenido reacciones interesantes durante y después de mi iniciación como estudiante de Reiki. Por ejemplo, cuando recibí la sintonización del Maestra Usui tuve una experiencia increíble, donde sentí que me “transportaban” desde donde hacia el curso en el campo en Inglaterra de vuelta al Tíbet, a un monasterio tibetano en lo alto de el Himalaya, y me encontré arrodillado ante mi maestro, recibiendo un Empoderamiento Curativo. Mi cuerpo aparentemente se movía de acuerdo con las instrucciones de mi maestro en Londres, en lugar de los requisitos que mi maestro me dijo de permanecer quieta, y podía sentir que me inclinaba hacia delante, extendiendo las manos frente a mí con la cabeza inclinada y luego doblándome. Mi cabeza estaba muy atrás y senti que se colocaban cenizas dulces en mi frente. Después pude sentir que recibía ropas nuevas, y de pie junto a una pared mirando hacia las montañas, y pude oler la dulce nitidez del aire frío. Fue una experiencia maravillosa y muy profunda, y que, obviamente, recuerdo tan claramente ahora como lo hice cuando sucedió hace muchos años, y que quizás explica mi sentido de conexión con las raíces tibetanas del Reiki.

Pero los estudiantes de Reiki no son los únicos en tener experiencias maravillosas durante el proceso de armonización. ¡Puede sucederle al Maestro de Reiki también! Por ejemplo, durante cada ceremonia de sintonización siempre estoy al tanto de la presencia de mis guías, y de hecho siento a Usui, y ocasionalmente a Takata, cuando comienzo, y luego otra vez antes de cerrar la ceremonia, cuando les agradezco su ayuda, que es siempre una experiencia hermosa y sagrada para mí. Como cada sintonización se lleva a cabo en un espacio sagrado, que en realidad está fuera del espacio y del tiempo, esto hace posible vincularlo con otros marcos de tiempo, y ocasionalmente, cuando empiezo a sintonizar a un alumno, me doy cuenta de que tanto el alumno como yo mismo estoy vestido de manera diferente, ya sea en traje tradicional japonés, o en túnicas budistas. Estas imágenes son muy claras, y puedo ver y sentir las diferentes texturas en el material, y percibir olores diferentes, aunque no puedo “ver” más allá del espacio inmediato alrededor del alumno y de mí mismo.

El proceso de armonización que llevo a cabo también es ligeramente diferente, aunque cuando salgo de ese “espacio” para el próximo alumno, el recuerdo de lo que acabo de hacer se ha ido, ¡desafortunadamente!

Mi única explicación para estos sucesos es que tal vez haya sido un monje o lama atrás en el tiempo y he sintonizado a ese estudiante antes en una vida anterior. A veces, cuando sucede esto, el alumno informará una sensación de girar por un túnel en el momento en que pongo mis manos sobre su cabeza, pero este no es siempre el caso. Aunque estos alumnos me suelen contar despues que tienen mucha reacción en sus manos cuando usan el Reiki por primera vez. Además, si esto sucede durante una clase de segundo nivel, no tienen ningún problema aprendiendo los símbolos, bueno, supongo que no, ¡es como si ya los hubieran aprendido antes! Debo admitir que tuve la misma experiencia cuando hice el 2 nivel de Reiki, todos los simbolos me parecian fáciles y familiares, como lo fue tambien el símbolo Usui de maestria cuando lo hice.

Rosa Puerto