EL REIKI Y LAS PLANTAS

Aunque siempre estuve convencida del poder del Reiki y conocía todas las posibilidades para su aplicación, al principio tenía mis dudas respec­to de las cosas que escuchaba o que leía.

Me resultó difícil creer que también podía transmitir Reiki a las plan­tas. En este momento tenía un poco abandonadas mis plantas en casa y necesitaban de un cuidado urgente después de las vacaciones.

Esta fue una buena oportunidad para comprobar el efecto sobre las plantas. Dividí las plantas en dos grupos y di Reiki a las plantas de una parte. Por supuesto, ambas partes recibieron los mis­mos cuidados de siempre.

Después de una semana pude comprobar una evidente diferencia entre las dos partes. Las plantas tratadas con Reiki estaban más fuertes, y más avanzadas en su desarrollo y además tenían colores mucho más intensos. Incluso tenían diferencias en los olores. Desde entonces es lógico para mí aplicar Reiki a todas mis plantas, ya sean de exterior o de interior. Las plantas de interior que se encuen­tran en mi consultorio presentan un crecimiento exuberante.

 

Rosa Puerto