Sanación a distancia

Las sesiones incluyen sanación para hacer una reprogramación energética.

Antes de empezar la sesión, hay un espacio para hablar, que crea la base energética y activa el trabajo a niveles sutiles de interacción. Esto permite al cliente empezar a moverse hacia un espacio de sanación y recibir nuevas energías, y para Rosa clarificar cualquier información que haya recibido durante la meditación o preguntas que el cliente pueda tener. Es entonces cuando verdaderamente empieza la sesión. Esta puede incluir un variado abanico de técnicas que hacen mover la energía de manera específica, creando espacio en el cuerpo para que entre más luz. Siendo este el objetivo y la intención principales.

Normalmente esta parte de la sesión dura entre 20-30 minutos y a menudo incorpora varias etapas en las que tiene lugar diferente tipo de trabajo.

Cuando las transmisiones se han completado, se anima al cliente a estirarse todo el tiempo que considere necesario antes de volver a estar conscientemente de vuelta en la habitación. Cuando esté listo, existe otra oportunidad para hablar y compartir la experiencia desde las dos percepciones. Esto permite no sólo validar las experiencias del cliente sino también explicar algunas de las experiencias o sensaciones que éste haya tenido.

Para una sesión a distancia se debe solicitar hora.

Dentro de una sesión a distancia puede incluirse un tratamiento de Reiki, sonido o de arquetipos.

terapia integrativa o transpersonal