TERAPIA CON CUENCOS DE CUARZO Y REIKI

La terapia con los cuencos de cuarzo ayuda a sanar a nivel  físico, mental y emocional.

Todos los patrones, pensamientos, emociones y sensaciones negativas cristalizan en nuestros cuerpos sutiles formando una energía densa. Cuando no se produce la sanación en los niveles sutiles, esa energía va aumentando en densidad y bajando de los niveles etéricos al cuerpo físico.

Cada célula y cada órgano de nuestro cuerpo vibran a una frecuencia determinada. Cuando un órgano está sano su frecuencia vibratoria está en armonía con el resto del cuerpo. Si esta frecuencia se ve alterada, se rompe esta armonía y experimentamos malestar, dolor, enfermedad.

El sonido del cuarzo nos limpia de energías densas, energías del pasado, bloqueos, creencias y pensamientos de incapacidad, de pérdida de poder, etc., de todo aquello que nos impide avanzar, crecer, aprender, ser más conscientes, más libres, más amorosos y compasivos, más sanos, más vitales. El cristal de cuarzo es luz pura. Su vibración es la vibración del Cosmos, la vibración de la Vida.  El Sonido del Cuarzo nos envuelve, nos acuna, nos calma… Cuando lo juntamos con el Reiki nos llena de energía sanadora de amor puro.

Todo es vibración, el sonido, las formas, los colores, las ideas, nosotros… Todo se manifiesta a través de ondas vibratorias que se relacionan entre sí mediante el principio de las vibraciones armónicas.

Existen cerca de 100 billones de células en un cuerpo físico medio. El 72% de la célula está compuesto por agua. El sonido se propaga por el agua 5 veces más deprisa que por el aire, por lo que el cuerpo humano es un medio perfecto para la transmisión del sonido, siendo éste uno de los métodos de estimulación celular más efectivos.

Cada célula de nuestro cuerpo tiene una frecuencia determinada y un grupo de células con la misma frecuencia generan una nueva frecuencia que está en armonía con la original. Las células se agrupan formando órganos y tejidos que a su vez vibran en frecuencias armónicas, para al final generar una frecuencia tonal de todo nuestro cuerpo.

La enfermedad es una alteración, una desarmonía en la frecuencia a la que vibran nuestras células.

Por el principio de resonancia podemos modificar estas frecuencias alteradas. La vibración de los cuencos de cuarzo armoniza la estructura cristalina presente en el esqueleto, su vibración repercute en la columna que actúa como vehículo de resonancia y se extiende a través del sistema nervioso a nuestras células, tejidos y órganos. Esta es la razón de que la vibración producida por los cuencos tenga la capacidad de disolver bloqueos en el cuerpo físico y sutil.

El doctor Gaynor, director del departamento de medicina oncológica de  Strangh-Cornell de Nueva York, afirma que cuando reprimimos una experiencia emocional, su tasa vibracíonal se hace cada vez más lenta hasta que baja más allá del nivel consciente en donde forma un oscuro cristal de energía. Estos oscuros cristales de energía pueden almacenarse en cualquier parte del cuerpo, sistema nervioso, glándulas, órganos, etc. Si éstos no se liberan puede producirse la enfermedad.

Cuando hay una sesión o un concierto, todos los participantes me cuentan después que necesitaron ir mucho al cuarto de baño como si el cuerpo hubiera querido depurar. Siempre les aconsejo beber mucha agua al termino de la sesión y comer algo con potasio. Si ademas quieren en invierno un baño de agua hará el resto o una ducha larga antes de acostarse.

Los Cuencos de Cuarzo remueven estas cristalizaciones que se eliminan por el organismo generalmente a través de la orina. Estar bien hidratado antes y después de la meditación ayudará a eliminar todas estas cristalizaciones.

Durante la terapia es posible sentir que alguna dolencia disminuye, o por el contrario, podemos sentir alguna pequeña molestia, señal de que algún patrón o bloqueo está comenzando a moverse y en consecuencia produce algún malestar pasajero. Esto es positivo pues es señal de fluidez y reordenamiento.

Para que esta mejoría se mantenga en el tiempo se necesitarán varias sesiones, cierto trabajo interior y posiblemente el cambio de algunos hábitos.

BENEFICIOS DE LA TERAPIA DE SONIDO:
Libera el estrés, estimula la actividad de las ondas alfa, produce un profundo estado de relajación, equilibra los chacras y limpia el aura, equilibra los hemisferios cerebrales, regenera las células y el ADN, fortalece el sistema inmunológico, equilibra el sistema endocrino, equilibra el sistema sensitivo y los ritmos vitales, activa las funciones cerebrales y neuronales, sana patrones emocionales y de pensamientos, eleva la conciencia y aumenta la capacidad intuitiva, favorece la conexión con los planos vibracionales mas elevados,  calma la mente, favorece la objetividad. Es una terapia de rejuvenecimiento integral y aporta alegría de vivir.

Rosa Puerto