Actualmente existen diversas formas de aplicar la terapia de sonido, desde simplemente hacer que un cliente escuche música que le relaje y calme, hasta proyectar los sonidos hacia el cuerpo del cliente en una cama diseñada para ello.
Como hay tanto que contar, os voy a describir brevemente una visión global de lo que hoy se llama Terapia de Sonido. Algunas sesiones de terapia de sonido pueden incluir:

Música y Visualización 

En este caso, el cliente escucha cierto tipo de música mientras utiliza su imaginación para abrir su psique o para el auto descubrimiento. Esta técnica es usada por la mayoría de los terapeutas de sonido.

Músico Terapia 

Aquí el músico terapeuta trabajará usando canciones o música para sacarle estados o modificar el comportamiento de un paciente. Diseñará sesiones individuales o para grupos basados en las necesidades del cliente: usará tanto improvisación, como la escucha receptiva, escribir canciones, discusión de las letras, visualización con música, expresar con movimientos piezas musicales o el enseñar algo a través de la música.

Terapia Cimática 

La cimática consiste en el estudio del fenómeno de las ondas sonoras, y fue “descubierto” en la década de los 60 por un científico suizo llamado Dr. Hans Jenny. La ciencia de la cimática describe que cualquier sonido cercano al organismo humano, originará un cambio físico en el interior del organismo y sus campos electro-magnéticos. Este cambio puede que sea temporal, pero mientras perdura es posible que provoque ciertos factores muy poderosos y mágicos. 

Los especialistas en esta doctrina terapéutica suelen comparar al cuerpo humano con un instrumento musical que, a veces, da notas falsas y debe ser a nado: para ello dirigen ondas sonoras de alta frecuencia a la zona afectada, con lo que restituyen al organismo su calidad de conjunto armonioso. 

El nombre de la terapia procede del griego kyma, que significa “cima” u “oleaje”. 

La cimática beneficia en dolor de espalda, fracturas, lumbago y algunas formas de parálisis. Se aplica también a las personas que van a someterse a una intervención quirúrgica, por ejemplo, para recibir una prótesis de la articulación de la cadera, a n de favorecer y acelerar la recuperación. 

El terapeuta pasará por la zona afectada un instrumento manual parecido a los aparatos de vibro masaje que emite ondas sonoras de alta frecuencia. A veces hace que el paciente se sumerja en una bañera de agua caliente por la que se transmiten las ondas: se dice que esto aumenta mucho las propiedades curativas del agua. También puede emplearse música terapéutica especial que incluye ondas de alta frecuencia a n de relajar y aumentar la sensación de bienestar. O frecuencias específicas emitidas a través de un instrumento, son proyectadas al cuerpo del cliente para crear un cambio fisiológico.

Cintas Grabadas 

Estas cintas están diseñadas con frecuencias específicas, creadas para tratar el desequilibrio en un paciente. 

Una de estas seria…HEMI –SYNC 

Hemi-Sync®, es un sistema Binaural. Facilita el control auto-dirigido a través de distintos estados de consciencia mediante combinaciones únicas de frecuencias de sonidos. Permite al participante alcanzar metas mediante estados de alta concentración, productividad, y operación coherente de todo el cerebro. Es una herramienta muy efectiva para facilitar el crecimiento espiritual y desarrollo personal. El cliente escucha sonidos que le equilibran los dos hemisferios del cerebro e induce a estados alterados de conciencia.

El Oído Electrónico 

Aquí el cliente escuchará con auriculares un programa musical, diseñado para abrir el oído y el cerebro a frecuencias más amplias, y tratar así desequilibrios como la dislexia o problemas emocionales. El Método Tomatis es un buen ejemplo de este tipo de programas muy conocido de estimulación auditiva, con actividades audio- vocales y orientación personalizada diseñado para maximizar los bene cios de la capacidad auditiva. El escuchar y la comunicación son las vertientes que determinan los campos de aplicación del Método. 

Se utiliza para enriquecer habilidades o para superar problemas relacionados con el escuchar, como son problemas del habla y del lenguaje, di cultades con el aprendizaje, la atención, la energía y la concentración, entre otros. 

Los Programas del Método Tomatis estimulan el oído en un ambiente de apoyo para fomentar la motivación interna para escuchar, para corregir el control audio-vocal y para a nar el circuito cibernético entre el oído y la voz.

El Canto de Armónicos 

Consiste en la posibilidad de cantar simultáneamente dos o más notas musicales con nuestra voz.  Los armónicos son como los colores del arco iris. Estos sonidos puros suenan como pautas por encima de la voz del que los canta. 

Este tipo de canto tiene como resultado una aplicación extraordinaria en la sanación y la transformación. 

Sus orígenes se sitúan en Asia central, donde ha sido practicado por chamanes en Mongolia y Tuva, también los utilizan los lamas en Tíbet para entonar sus oraciones y en Sudáfrica lo practican las mujeres Xhosa. 

El “canto de la voz grave” de los lamas tibetanos y los mongoles, que pocos occidentales dominan, crea un bordón fundamental secundario, ya sea en la faringe o en las falsas cuerdas vocales, que permite la amplificación de un segundo armónico, configurando un total de cuatro sonidos simultáneos. 

Al emitirlos se crea una onda muy poderosa que actúa en diversos niveles. Los tonos fundamentales o bajos de la voz actúan principalmente sobre el cuerpo físico, mientras que los armónicos, que podríamos llamar el arco iris de la voz, actúan sobre los cuerpos sutiles. 

Los instrumentos acústicos como el didjeridoo, los cuencos cantores tibetanos, los cuencos de cuarzo, gongs, monocordio y tampura, operarán del mismo modo que lo hace la voz, pues todos ellos poseen armónicos audibles.

Resonancia Armónica 

Se le harán pruebas al cliente utilizando la kinesiología y el paciente recibirá frecuencias de sonidos sintetizados para equilibrar el cuerpo.

Bio Acústica 

Fue creada por Sherry Edwards y su estudio de la acústica, matemáticas, música, biología, anatomía y genética, por una parte y por otra, estudios más esotéricos como la astrología y la kinesiología. 

La bio acústica se basa en la observación de las frecuencias cerebrales. El cerebro percibe y transporta patrones al cuerpo a través del sistema nervioso. Según esta teoría las frecuencias de la voz son representaciones de la actividad del sistema autónomo nervioso. Si la comunicación entre el cerebro y el cuerpo es disfuncional, la técnica propone encontrar las frecuencias que faltan en la voz de una persona y luego se le ponen al paciente vía sonidos sintetizados.

Copyright Rosa Puerto (pag.35-41 de mi libro Terapia de Sonido 2010)