Es la aplicación terapéutica de frecuencias de sonido para el cuer- po de una persona con la intención de llevarla a un estado de armonía y bienestar físico. 

Si de nimos el concepto “armonía” diríamos que es la propor- ción adecuada y la correspondencia de unas cosas con otras… ,o unión (la palabra proviene de la palabra griega “harmos”, que sig- ni ca unir). Y también podríamos añadir a esta de nición que es la combinación de sonidos simultáneos y diferentes, pero acordes. 

La palabra bienestar es de nida como un estado de ser, libre de enfermedad a nivel mental y corporal.
La mayoría de las enfermedades empiezan en uno de los cuer- pos sutiles. Nuestros pensamientos, emociones y programación negativos adoptan una forma densa, creando patrones de energía cristalizados en nuestro campo etérico. 

Esos patrones cristalizados van penetrando poco a poco, hasta que, en última instancia, se mani estan como una enfermedad físi- ca en el cuerpo, nuestro campo electromagnético más denso. 

La aplicación de sonido es capaz de disolver estas cristalizacio- nes mucho antes de que lleguen al cuerpo físico. Lo cual no es otra cosa que medicina preventiva en su estado más puro. 

¿Cómo podríamos recibir la terapia de sonido? 

El sonido puede transmitirse de manera activa o pasiva. 

Activamente nosotros podríamos cantar mientras escuchamos a alguien cantar, o bien cantaríamos al son de un instrumento en directo o grabado o simplemente usaríamos nuestra propia voz para cantar en solitario. 

Otra forma sería como receptor y por lo tanto pasiva, seria recibir sonidos escuchando bien, instrumentos o voces en directo, o bien a través de un altavoz o auriculares. 

Evidentemente para comprender como funciona la terapia de soni- do tenemos que comprender primero la importancia de las funcio- nes y el papel que representa nuestro oído, respiración y cerebro. 

Copyright Rosa Puerto (pag.13-14 de mi libro Terapia del Sonido 2010)