¿Tu nombre te define? Las civilizaciones antiguas pueden tener la respuesta a ello.

La gente antigua usaba el sonido y la música para sanar, equilibrar y elevar sus mundos. Una forma crucial era usar correctamente el sonido del nombre que usabas. El sonido del nombre de uno es una influencia energética constante para toda la vida, debido a la gran cantidad de veces que se escucha. 

En la antigüedad, cómo se decía que tu nombre era crucial, ya que describía tu energía a los demás. Evitaban decir tu nombre en combinación con emociones negativas, mientras estas energías sutiles se entremezclaban. Sin embargo, dirían tu nombre con amor para elevar tu comunicación de energía sutil, o pronunciar tu nombre con el sentimiento de poder para afirmar autoridad.

Reflexiona sobre cómo dices tu nombre. 

Cuando te presentas a los demás, ¿suena tu nombre como una pregunta o una solicitud de aprobación? ¿Es un sonido cálido y acogedor? Podemos percibir fácilmente cómo reaccionan los demás ante nosotros, por su cuenta, sin embargo, este arte sutil del que estamos hablando nos arma con el poder de emitir un campo vibratorio en nuestra voz para que otros reaccionen ante nosotros, según lo decidamos. 

Es muy fácil de hacer : simplemente proyecta un sentimiento cuando dices tu nombre. Ese simple ejercicio entrelaza tu nombre con la energía que emites más poderosamente hacia todas las direcciones a lo largo de los campos cuánticos. Esto equivale a arrojar un pequeño guijarro en un lago frente a una gran roca; la diferencia es obvia.

Los antiguos sumerios llevaron el arte de usar el sonido del nombre de alguien a otro nivel. Convirtieron el nombre de uno… en tonos. Hubo varios procesos que se utilizaron para convertir el nombre de uno en música. Un sistema se llamaba Gematria, en el que se asignaba un número a cada letra del alfabeto y, por lo tanto, las letras se convertían en números. Por ejemplo, la letra 25 del alfabeto representaría el número 25. Los números se usaron como frecuencias. ¡El número 25 se correlacionó con 25 ciclos de sonido por segundo o una nota musical muy baja! Esto convierte las letras en el nombre de uno a sonido. La gente ancestralmente escuchaba la música de su nombre y armonizaba con este sonido. Por lo tanto, aceptaron sus energías, fortalezas y debilidades de una manera positiva y armoniosa.

Muchos sabios creían que los tonos, los ritmos y los armónicos (los sonidos de las vocales crean diferentes armónicos) eran los componentes básicos de la energía de tu nombre. 

Por ejemplo, qué tan rápido o lento se pronuncia un nombre afecta tu “sentimiento”. Se decía que las vocales y las consonantes otorgaban beneficios vibratorios específicos. Cada sonido vocal tiene una sutil influencia psicológica y química, porque el cuerpo físico y el emocional se ven afectados por la vibración. 

Por ejemplo, la letra E denota un sentimiento sutil de las cualidades femeninas de gracia, sabiduría, belleza y receptividad, mientras que las letras O y U tienen una cualidad masculina de poder y expresión. La letra A tiene la perfección de ambas cualidades. 

¿Qué “energía” hay en tu nombre?

Con un enfoque intenso, los sonidos de las vocales se correlacionaron con las partes del cuerpo con las que resonaron. A través de la resonancia simpática, estos sonidos masajean la energía sutil en una parte específica del cuerpo. Por ejemplo, la letra U estimula la pelvis, las caderas, las piernas, los pies y la parte inferior del cuerpo en general. 

La letra “O” vibró el tronco inferior, el área del abdomen desde el plexo solar hasta la ingle.

La letra A hizo vibrar la cavidad torácica, el corazón y el cuerpo en su conjunto. 

La letra E masajeaba las regiones de la garganta, la parte superior del pecho y la cabeza. Finalmente, la letra I energizó la parte posterior del cráneo y las regiones de la cabeza. 

Se cree que los sonidos vocales dentro de tu nombre fomentan sutilmente la salud en áreas resonantes de tu cuerpo. Una aplicación interesante de esto, seria si una persona toma un apodo, con los sonidos de energía, para estimular las áreas del cuerpo que necesitan energía adicional.

¿Qué energía hay en tu nombre? ¿Cuál es el sentimiento que acompaña tu nombre completo versus tu apodo? ¿Cual prefieres? 

Ya me contaras….

Rosa