La terapia con cuencos de cuarzo ayuda a equilibrar los chakras y revitalizar el campo áurico energéticamente.

Las propiedades del cuarzo otorgan a estos instrumentos una enorme resonancia, creando sonidos envolventes y trabajando profundamente sobre los hemisferios cerebrales y el cuerpo etérico. Sus usuarios aseguran que generan frecuencias muy potentes que favorecen el viaje interior, impulsando la conciencia a niveles vibratorios más altos.

El sonido de estos instrumentos  nos ayudan a calmar la mente, aliviar las alteraciones emocionales e inducirnos a un estado psicofísico de relajación y liberación que refuerza nuestra vida.